Adaptadas – De los libros a las Pelis

Posted on April 4, 2012

0


Este artículo se publicó en Alta Peli el día 4/4/12.

Desde que comenzó esto del Cine un gran número de cineastas recrean año a año las historias que escritores de todos los tiempos crearon. Pero ¿Por qué siempre existen lectores que se desilusionan al salir del cine luego de ver su libro favorito retratado en la pantalla grande?

Este artículo no busca retratar la historia de las obras adaptadas al cine sino de alguna manera entender de que se trata esto de pasar una obra literaria al cine. Los que estudien cine conocen bastante bien el tema y lo habrán estudiado, (quizá a algunos esto les parezca redundante). En la crítica y la academia de cine algunos utilizan términos como transposición (acuñado por Sergio Wolf – sí el director artístico del BAFICI). No voy a ahondar mucho en esto. Sólo quiero destacar que esa palabrita busca entender mejor la idea. Decir que un libro se adapta al cine es creer que los códigos literarios se pueden traducir a los cinematográficos y como sabemos se tratan de dos tipos de construcciones lingüísticas distintas. El cine se ampara en la imagen y el sonido a diferencia de las palabras que es lo que utiliza la literatura (entre otras cosas, no se pongan locos).

Esto es de gran ayuda a la hora de ver una película que fue transpuesta de la literatura. Debemos entender que la visión del director y del guionista son cruciales a la hora de verla. Sí a una película le falta tal o cual cosa que sabemos sucede en libro o cambian personajes o nombres no faltan a la obra original sino que están dando su versión y como tal tiene sus libertades. De pibe leí “La naranja mecánica” (The clockwork orange) de Anthony Burgess  y al poco tiempo me asqueó la versión de Kubrick al verla. Me quejé continuamente de que el final no era fiel al libro y que algunas cosas no habían pasado tal cual en el libro. Lo cierto es que cada uno hace su  versión de la historia y muchas veces esperamos ver la nuestra en la película. Pero nunca va pasar. Si quisiéramos ver lo que está en el libro basta con volver a leerlo. ¿Por qué alguien volvería a hacer algo que ya existe? (Incluso las remakes obsecuentes a la industria no son iguales a las originales, en el mejor de los casos).

Cuando vamos a ver una peli que parte de la literatura o del teatro no debemos esperar que sea exactamente igual. Sino que conviene estar abierto a la versión de otra persona sobre el mismo libro que leímos.

Y eso es todo lo que tengo para decir sobre eso.

Posted in: Alta Peli