Al cielo – Critica BAFICI [14]

Posted on April 19, 2012


*Este post fue publicado en Alta Peli el 19/04/2012

Al cielo, opera prima de Diego Prado con guión de María Eugenia Cortajerena retrata la búsqueda de la identidad en la adolescencia. La caída de los ídolos y el nacimiento de nuevos, el despertar sexual y la vida de todos que siempre sufre un punto de inflexión en esta etapa.

La película comienza con la tan usada cámara con teleobjetivo siguiendo furtivamente al protagonista. Nos anuncia una película sobre introspección en donde llegaremos a conocer el mundo interno del personaje, (ya se ha visto tantas veces antes). Andrés pedalea por las calles de La Plata rumbo a su trabajo de medio tiempo de adolescente: se disfraza de mujer empanada y reparte volantes. En la televisión se anuncia que el ídolo y líder de Noche Negra (una banda punk con más de veinte años), murió a los 38 años en un episodio que no resulta claro, no se sabe si fue un caso de sobredosis o si se suicidó.

En la casa Andrés comparte el cuarto con su hermano quien todavía es un niño. El lugar está empapelado con retazos de pósters y carteles de bandas, anuncios de recitales y en el medio el eterno Johnny Rotten. Escucha la música a mil, sale para cenar con su familia, reunidos en la mesa frente al televisor. La madre lo convence para ir a las reuniones de jóvenes en la iglesia. Comienza a preguntarse uno si esa es la razón del título. Allí se reúne periódicamente con un grupo de jóvenes religiosos y se hacen preguntas acerca de la vida, la felicidad, la paz, etc. La cámara sigue empecinada con centrarse en los cuadros pequeños sin importar si pierde el foco, siempre que se vea la primera persona. Panea la situación y vuelve a Andrés y reanuda su paneo. No me convenció este recurso, me parece que si va a usarse algo ya tan común en estas pelis debería ofrecer algo nuevo, sino es trillado, un clisè.

El sonido, en cambio, es usado en esta película de manera notable. No hay dudas de que la banda sonora de Al Cielo sumado a su guión son sus mejores credenciales. Andrés está en la reunión de jóvenes en la iglesia pero ya no escucha las voces de sus compañeros. En las misas tampoco escucha al pastor. Sus oídos sólo reconocen el sonido distorsionado de la guitarra de Alex y su banda que ensaya en una sala de la iglesia. Andrés se escapa de las misas para verlos ensayar, para verlo a Alex quien nota su presencia y comienza a perseguirlo por La Plata. Ante la muerte del líder de la banda punk en la iglesia Andrés encuentra a quien lo ayudará a re-encontrarse y descubrirse en esta etapa de su vida.

La peli tiene momentos de tensión bien marcados y sospechas que se van resolviendo a lo largo de la trama. Andrés pasea con su hermano, le compra un alfajor y siguen caminando por la vereda. Alex lo saluda y siguen el camino juntos. Se nota que el chamuyo está ahí subrepticiamente pero está y muy bien llevado desde todos lados con gran delicadeza. La presencia del hermano del protagonista no sería azarosa funciona como una tríada en donde el niño representa lo infantil que es aquello que en parte uno deja en la adolescencia para poder crecer y al lado Alex, quizá su primer amor.

Iglesia, religión, comunidad pequeña, adolescente homosexual, bandas de punk. La peli no trata nada de esto de manera controversial. De hecho no existe, no la crea. Será que ya hemos dado ciertos como sociedad como para no sentirnos, en general, perturbados por esto. El retrato de esta etapa de la vida es certero. Debo decir que me gustó mucho la peli y se las recomiendo.

Y eso es todo lo que tengo que decir al respecto…

Posted in: Uncategorized