Usted se va a morir

Posted on January 22, 2013


¿Vieron cómo luego de un litigio llevado adelante por un grupo o una persona quizá un poco ingenua contra alguna compañía por contener, digamos, algo dañino que no sabían que tenía aquel producto, luego dicha empresa y productoras cercanas deben de poner anuncios en sus productos advirtiendo al usuario de dichos peligros? (Si ganan).

Por ejemplo, existe el famoso “Choking Hazard” en los juguetes de los niños. O los avisos en la tele de que el siguiente programa contiene imágenes fuertes o que ha sido una ficción cosa de que nadie salga a tirarse al acantilado más cercano (¿Acantilados en Buenos Aires?) debido a un ataque marciano en proceso. Choking Hazard.

Pobres de aquellas madres engañadas por las compañías de juguetes y su fiel esbirro Goebbels conocido como Papá Noel que proveyeron de piezas minúsculas a sus niños menores de tres años que luego de haber tragado una pieza del rompecabezas mientras la madre miraba El Clon y comentaba por teléfono con la vecina, murió ahogado al posible grito de “Yo sólo quería el cd del sapo Pepe”.

Sin embargo, gracias al accionar de los atentos gobiernos y la imparcial justicia del mundo, ahora esto ya no sucede gracias a la existencia de la advertencia que ha salvado desde su imposición, cientos de vidas. Porque todos sabemos muy bien que una advertencia es acatada por todos

Desde hace unos años nuestro benemérito país se ha sumado a las filas de la lucha contra el terrible flagelo del consumo del tabaco y los cigarrillos. No me malinterpreten, fumar causa terribles enfermedades, además de dañar a quienes se tiene cerca. Sin embargo, en la búsqueda por desalentar el consumo a lo largo del mundo han incorporado estas imágenes conocidas por todos, las cuales son bastante grotescas. Sumado a esto, han desterrado interiores de locales en donde se pueda fumar, tan sólo en el exterior.

Fumar causa daños importantes y no es necesario una imagen desalentadora para informarlo. Las cajas sólo reparan en los terribles daños que puede causarte el hábito lo cual me recuerda a las promesas de una infancia ignorante en donde si uno no se dormía temprano pasaría el coco a llevarnos o si nos portábamos mal arderíamos en el infierno for ever and ever. La diferencia acá es que hay más chances de tener un enfisema pulmonar por fumar que arder en el averno por haber cruzado en rojo un semáforo o ser político.

Pero también puede que nada de eso suceda. Hoy en día quién podría ignorar que el fumar causa terribles daños a la salud. No hace falta ver a un niño con cara de pobrecito atado a un respirador para saberlo. Aún así, las personas eligen fumar. ¿A ninguno de los genios que regulan el mundo se les ocurrió pensar porqué las personas fuman? Las causas de porqué te morís por fumar tampoco son explicadas en las cajas de cigarrillos, son simplemente sensacionalistas cual CrónicaTV. Es como tener a la Kloosterboer con su pelazo al lado de una botella de shampoo, asociamos: Kloosterboer –giggity- ; pelazo ; botella de shampoo. Es de esta misma manera en que quieren que pensemos el fumar y yo no estoy tan seguro de que deba de ser así.

Se cae en un error al querer desalentarlo de esa manera, -¡sin mencionar la hipocresía! –ya llegaré ahí-. Puede que arda en el infierno si miento y puede que tenga cáncer en la boca si fumo, como puede que no como así puede que me reviente la crisma si no uso el cinturón de seguridad como puede que no. Claro que quizá pase y yo prefiero no arriesgarme. Lo cierto es que fumar es más dañino que beneficioso y eso no tiene discusión. Pero si quiero fumarme unos Gitanos ¿Por qué habré de ver una imagen tan repulsiva? Lo siento, pero así no va a desalentar a la mayoría sino que lograrán que se busquen alternativas a tener que soportar esas imágenes. Pongámoslo así, es un obstáculo fácilmente sorteable.

Aún así, lo que más me indigna de todo este asunto es la hipocresía en que se cae al luchar contra el gran flagelo de los cigarrillos. Que es que pareciera que sólo eso te hace mal –eso y la carne porque parece que ahora no hay que matar vaquitas y sí plantas-. Siguiendo con la lógica –perdón Aristóteles- de esta gente, ¿No deberíamos de ver en la puerta de todos los McDonalds imágenes de obesos mórbidos consumidos por el colesterol y andáasaberquemás de la comida de Roland? ¿No sería coherente, entonces, ubicar anuncios en todos los productos con azúcar advirtiendo sobre los estragos que causa la dependencia que produce depresión? (Y no olvidemos a los diabéticos). ¿Acaso los locales de electrónico no deberían de alertar a la población sobre lo que les puede suceder si mirán televisión como por ejemplo, pereza, fatiga y depresión? ¿Y las concesionarias (ya termino), advertir al mundo sobre la producción de smog que causan estas máquinas siendo más efectivo en ciertos casos, el transporte público o la bicicleta?

a-fat-obese-overweight-kid-child-0

Yo digo que, o lo hacen igual para todos o no lo hacen. Y saquen esos adefesios que dan asco pero no aminoran la necesidad de nicotina o tabaco en el caso de que fumen habanos, porque claro, también los pusieron ahí.

Posted in: La vida